Artículo 390 de la Ley de Sociedades de Capital

El Artículo 390 de la Ley de Sociedades de Capital establece las reglas para la convocatoria de juntas generales de accionistas y el derecho de información de los accionistas. En resumen, este artículo establece que la junta general de accionistas debe ser convocada por el administrador de la sociedad en los términos previstos por la ley y los estatutos de la sociedad.

Además, el artículo establece que los accionistas tienen el derecho a solicitar información sobre los temas que se van a tratar en la junta general, así como sobre cualquier otro asunto que pueda afectar a su inversión en la empresa. La sociedad debe proporcionar esta información en el plazo previsto por la ley y los estatutos de la sociedad.

El objetivo de este artículo es garantizar que los accionistas tengan la información necesaria para tomar decisiones informadas en la junta general de accionistas y para proteger sus derechos e intereses en la sociedad. Por lo tanto, es importante que los administradores de la sociedad cumplan con los requisitos legales y estatutarios para la convocatoria de la junta general y para proporcionar la información necesaria a los accionistas.

Interpretación del artículo 390 de la Ley de Sociedades de Capital

El artículo 390 de la Ley de Sociedades de Capital establece la obligación de las sociedades de capital de presentar cuentas anuales para cada ejercicio económico. Estas cuentas deben estar compuestas por el balance, la cuenta de resultados y la memoria.

Balance

El balance es un documento contable que muestra la situación financiera de la sociedad en un momento determinado. En él se reflejan los activos, los pasivos y el patrimonio neto de la sociedad. Por ejemplo, una sociedad de capital que tiene un edificio como activo, una deuda con un proveedor como pasivo y un capital social aportado por los socios como patrimonio neto, debe reflejar estos elementos en su balance.

Cuenta de resultados

La cuenta de resultados es un documento contable que muestra los ingresos y los gastos de la sociedad durante un ejercicio económico determinado. En ella se refleja el resultado obtenido por la sociedad en ese periodo, es decir, si ha obtenido beneficios o pérdidas. Por ejemplo, una sociedad de capital que ha tenido ingresos por la venta de productos y ha tenido gastos en publicidad y salarios de los empleados, debe reflejar estos elementos en su cuenta de resultados.

Memoria

La memoria es un documento que acompaña a las cuentas anuales y que proporciona información adicional sobre la situación financiera de la sociedad. En ella se incluyen datos sobre la evolución de la sociedad, los riesgos a los que se enfrenta y las operaciones realizadas durante el ejercicio económico. Por ejemplo, una sociedad de capital que ha realizado una inversión importante en un nuevo proyecto debe incluir la descripción de esta inversión en su memoria.

En resumen, el artículo 390 de la Ley de Sociedades de Capital establece la obligación de las sociedades de capital de presentar cuentas anuales compuestas por el balance, la cuenta de resultados y la memoria. Estos documentos proporcionan información relevante sobre la situación financiera de la sociedad y son una herramienta esencial para los socios y para terceros interesados en conocer la actividad de la sociedad.

Deja un comentario