Artículo 1564 del Código Civil

El Artículo 1564 del Código Civil establece que el contrato de arrendamiento es aquel por el cual una de las partes se obliga a conceder el uso y goce de una cosa no fungible a otra parte que se compromete a pagar un precio por dicho uso y goce. En otras palabras, se refiere al acuerdo entre un arrendador (dueño de la cosa) y un arrendatario (quien utilizará la cosa por un tiempo determinado), en el que se establecen las condiciones para el alquiler de un bien inmueble o mueble durante un período de tiempo específico y por un precio determinado. Este artículo es importante ya que regula las relaciones entre las partes involucradas en un contrato de arrendamiento y establece derechos y obligaciones para ambas partes.

Interpretación del artículo 1564 del Código Civil

El artículo 1564 del Código Civil establece que el arrendatario está obligado a pagar la renta del alquiler en los plazos y condiciones acordados en el contrato de arrendamiento. En caso de no cumplir con esta obligación, el arrendador tiene la facultad de resolver el contrato y exigir el desalojo del inmueble.

Ejemplo 1:

Juan es propietario de una casa que decide alquilar a Pedro por un plazo de un año. El contrato establece que la renta mensual será de $500 y deberá ser pagada antes del día 5 de cada mes. Pedro incumple con el pago de la renta correspondiente al mes de mayo y no presenta ninguna explicación al respecto. Juan, al amparo del artículo 1564 del Código Civil, tiene derecho a resolver el contrato y exigir el desalojo de Pedro.

Ejemplo 2:

María alquila un local comercial para poner su negocio de ropa. El contrato establece que la renta mensual será de $1000 y deberá ser pagada antes del día 10 de cada mes. María ha pagado puntualmente durante los primeros 6 meses, pero a partir del mes 7 comienza a retrasarse en el pago de la renta. A pesar de que el arrendador le ha dado varias oportunidades para regularizar su situación, María sigue incumpliendo con su obligación de pagar la renta en los plazos acordados. El arrendador, al amparo del artículo 1564 del Código Civil, tiene la facultad de resolver el contrato y exigir el desalojo del local comercial.

Deja un comentario