Artículo 1137 del Código Civil

El artículo 1137 del Código Civil establece que en el contrato de arrendamiento, el arrendador está obligado a hacer entrega de la cosa arrendada al arrendatario en buen estado de uso para el fin a que se destina. Además, el arrendador debe mantener la cosa arrendada en estado de servir para el uso convenido durante todo el tiempo del arrendamiento.

En caso de que la cosa arrendada se deteriore por causas no imputables al arrendatario, el arrendador debe hacer las reparaciones necesarias para que la cosa vuelva a estar en buen estado de uso. Si las reparaciones necesarias no se realizan, el arrendatario puede resolver el contrato y exigir una indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

Por otro lado, si el deterioro de la cosa arrendada es imputable al arrendatario, este está obligado a reparar los daños ocasionados, siempre y cuando no sea por el desgaste natural del uso adecuado de la cosa.

En resumen, el artículo 1137 del Código Civil establece las obligaciones del arrendador y del arrendatario en cuanto al mantenimiento y reparación de la cosa arrendada durante el tiempo del contrato de arrendamiento.

Interpretación del Artículo 1137 del Código Civil

El artículo 1137 del Código Civil establece que «los contratos obligan no solo a lo que está expresamente convenido, sino a todas las consecuencias que, según su naturaleza, son conformes a la buena fe, al uso y a la ley».

Ejemplo 1

Supongamos que Juan le vende su automóvil a Pedro por un precio acordado de $10,000. Sin embargo, Juan no menciona que el vehículo tiene una falla en el motor que hace que se detenga cada cierto tiempo. En este caso, el contrato obliga a Juan a revelar esta información, ya que es una consecuencia que es conforme a la buena fe y al uso.

Ejemplo 2

Imaginemos que María contrata a una empresa de servicios de limpieza para que limpie su casa una vez a la semana. Sin embargo, la empresa no se presenta a la hora acordada en varias ocasiones. En este caso, el contrato obliga a la empresa a cumplir con el horario establecido, ya que es una consecuencia que es conforme a la buena fe y a la ley.

Ejemplo 3

Supongamos que Luis contrata a una compañía de seguros para asegurar su automóvil. Sin embargo, la compañía se niega a pagar la indemnización correspondiente después de un accidente, argumentando que la póliza no cubre cierto tipo de daños. En este caso, el contrato obliga a la compañía a pagar la indemnización, ya que es una consecuencia que es conforme a la buena fe y a la ley.

En resumen, el artículo 1137 del Código Civil establece que los contratos no solo obligan a lo que está expresamente convenido, sino a todas las consecuencias que son conformes a la buena fe, al uso y a la ley. Esto significa que las partes deben cumplir con todas las obligaciones implícitas en el contrato, y no solo con lo que se ha establecido de manera explícita.

Deja un comentario