Artículo 1061 del Código Civil

El Artículo 1061 del Código Civil establece que, en caso de que el testador haya dispuesto de todos sus bienes, o haya dispuesto de una parte de ellos y la otra parte sea incapaz de ser adjudicada, el albacea o el juez, según corresponda, deberá vender los bienes necesarios para completar la porción disponible y hacer la partición correspondiente. Además, la venta debe realizarse mediante subasta pública o privada, siguiendo las reglas de la buena fe y la diligencia debida. El producto de la venta se distribuirá entre los herederos, legatarios y acreedores del fallecido, según corresponda. En resumen, el Artículo 1061 del Código Civil regula la venta de bienes necesarios para completar la porción disponible del testador en caso de que este haya dispuesto de todos sus bienes o una parte de ellos no pueda ser adjudicada a los herederos.

Interpretación del Artículo 1061 del Código Civil

El artículo 1061 del Código Civil establece que «La obligación de dar cosa cierta no se extingue por la pérdida de la cosa debida, sino sólo por causa de fuerza mayor o culpa del acreedor».

Ejemplo 1:

Supongamos que Juan se compromete a entregarle a Pedro un televisor de 55 pulgadas para el día de su cumpleaños. Sin embargo, el día anterior al cumpleaños de Pedro, el televisor sufre un daño irreparable en el transporte y queda totalmente inservible. En este caso, Juan sigue estando obligado a entregarle a Pedro un televisor de 55 pulgadas, pero como la cosa debida se perdió por causa de fuerza mayor, la obligación se extingue y no puede ser exigida por Pedro.

Ejemplo 2:

Imaginemos que Ana compra un vestido de alta costura a una diseñadora para asistir a una fiesta de gala. La diseñadora se compromete a entregarle el vestido una semana antes de la fecha del evento. Sin embargo, la diseñadora comete un error en la confección del vestido y lo arruina completamente. En este caso, la diseñadora sigue estando obligada a entregarle a Ana el vestido acordado, pero como la cosa debida se perdió por culpa de la diseñadora, la obligación se extingue y Ana no puede exigirle el vestido ni una compensación a la diseñadora.

En conclusión, el artículo 1061 del Código Civil establece que la pérdida de la cosa debida no extingue la obligación de dar cosa cierta, salvo en los casos de fuerza mayor o culpa del acreedor. Esta norma protege tanto al deudor como al acreedor y establece una excepción importante cuando la pérdida de la cosa se produce por causas imprevisibles o ajenas a la voluntad de las partes.

Deja un comentario